Una historia que abarca
más de un siglo

Principios humildes

Angelo Rocca, el fundador de la primera fabricación italiana de globos nació en 1884. Con tan solo 4 años, su pasión se encendió cuando emigró a Francia con su familia para ayudar a su cuñado, un exitoso artesano de globos.

De joven comenzó como vendedor ambulante, pero pronto fue ascendido a asistente de producción. A los 15 estaba dirigiendo el taller de globos que abastecía a las tiendas más exclusivas de Marsella.

A la tierna edad de 18 años, Angelo regresó a su tierra natal, un pequeño pueblo llamado Casalvieri en Italia. Aquí fundó la primera empresa italiana en fabricar globos de látex.

Un buen comienzo para el siglo XX

Angelo expandió el negocio vendiendo globos en Italia, Europa, África y Oriente Medio. Sin embargo, solo pudo crecer hasta cierto punto, en ese momento la producción era larga y compleja, todos los globos eran estrictamente “hechos a mano” por expertos artesanos.

Revolución Tecnológica

Genesio, uno de los hijos de Angelo, fundó su propia empresa en 1953 llamada «Ditta Genesio Rocca». Transformó con éxito la producción de globos haciéndola crecer a escala industrial.

En 1970 Genesio construyó la primera fábrica con una superficie de 1000m2 y compró la primera línea de inmersión automática para fabricar globos de látex.

Nace Gemar

En 1977, tras la muerte prematura de Genesio en un trágico accidente automovilístico, Angelo, el hijo mayor de Genesio, tomó las riendas de la empresa. En 1990, funda oficialmente GEMAR. Bajo el sólido liderazgo de Angelo, la empresa conquistó una posición privilegiada en el mercado global. Ahora dirige Gemar con su hijo Genesio.

Innovación en impresión

Con el cambio de milenio, Gemar amplió su producción para incorporar una instalación de impresión y comenzó a especializarse en la impresión de globos de látex. Aprovechando un mercado nuevo y próspero, Gemar desarrolló una reputación como innovadores en la industria, reconociendo las tendencias emergentes y brindando a sus clientes diseños que les permiten volar por encima de sus competidores.

Hoy

La familia Rocca todavía está en el corazón de Gemar y cuenta con el apoyo de un equipo dedicado. Continúan fabricando el mundialmente famoso “globo italiano” en más de 100 formas, tamaños y colores brillantes diferentes. En la actualidad, GEMAR se encuentra entre los mayores fabricantes mundiales de globos de látex natural y se ha posicionado como líder indiscutible de la industria en Europa.